Header IDHIE
Más boletines...
Header Ibero  
Las 13 mentiras del proyecto Presa El Zapotillo (Segunda Parte)
« Regresar al boletín
 

Ante las 13 “verdades” de José Elías Chedid Abraham, Director General del Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico de la  Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), y sus recientes declaraciones a medios de comunicación, Temacapulín responde lo siguiente:

Verdad # 8.- En el reasentamiento de las poblaciones se cumplen estándares internacionales de respeto a la carta de derechos humanos, en Acasico se dio el mejor ejemplo de reasentamiento participativo consensuado.

La CONAGUA a través de un convenio opaco y evidentemente familiar, le ha conferido  a la Fundación México Sustentable A.C. el proceso de reubicación y venta de predios de las comunidades, asignándole un presupuesto para cuatro meses de trabajo por la cantidad de $4’125,000 (cuatro millones ciento veinticinco mil pesos). La CONAGUA en contubernio con la Fundación se dicen inventores de “El reasentamiento participativo consensado” y presumen un éxito total ante la opinión pública, afirmando que han logrado la aceptación del plan de reasentamiento de la población de Acasico y una reubicación del 75% a 80%  de la comunidad de Temacapulín; como lo hemos mencionado en reiteradas ocasiones en Temacapulín no existe ningún consenso de reubicación y en el caso de Acasico se puede constatar en videos publicados recientemente en las redes sociales y en los testimonios de las personas que no existe un proyecto real de reubicación y que las reuniones que se han sostenido con dichas instituciones han causado inconformidad especialmente por la actuación del “Comité Mixto” conformado por México Sustentable.

La CONAGUA a través de la Fundación también pretende conformar un “comité” de tres personas en Temacapulín para avalar el nuevo plan de desarrollo urbano de Talicoyunque, comité que hasta ahora no ha sido consensado ni aprobado mediante una consulta pública. En reunión con los pobladores el 23 de mayo del presente año, Hilario Valenzuela (integrante de la Fundación) da más detalles sobre este comité: “Se trata solamente de darle una personalidad a la organización con 3 voluntarios, no se les va a pedir más qué solamente estén incluidos en el acta y ya, todo lo demás va a ser un tema de trámite de trabajo con nosotros (Fundación México Sustentable).” Con estas declaraciones podemos constatar que se dista mucho de una inclusión y participación real de la población en su reasentamiento y descifra quiénes son los verdaderos operadores de la CONAGUA.

Aunque la Fundación elaboró una “Guía para la Sustentabilidad en el reasentamiento de Acasico”, ésta nunca justifica verdaderamente la utilidad pública del desplazamiento de la comunidad,  directriz internacional primordial y básica para la aprobación de un reasentamiento establecido en el documento previamente mencionado  “Principios básicos y directrices sobre desalojos y el desplazamiento generados por el desarrollo”, elaborados por Miloon Kothari. Incluso la misma Guía incluye la situación de: “…desplazamiento poblacional involuntario, en este caso originado por la construcción de la presa y acueducto El Zapotillo”. Si bien las declaraciones y la Guía afirman basarse en la carta de derechos humanos es evidente que existe una simulación de parte de las instituciones y dista mucho de cumplir con la Observación General No. 7 del Pacto de Derechos Sociales y Culturales (PIDESC) y las directrices anteriormente mencionadas elaboradas para los proceso de desplazamiento. Específicamente en Temacapulín existen ya recomendaciones del Relator de Alimentación de la ONU Olivier de Schutter, que comprueban una evidente violación al derecho a la alimentación y al derecho a la vivienda digna.

Por otro lado, en relación con la tierra sólo prevén pago (supuestamente superior al costo regional de las tierras, que les permitirá comprar extensiones mayores), pero no restitución de tierra como establecen los documentos internacionales, que precisan que el pago no puede sustituir la restitución y sobre todo no queda claro si cerca de la zona de reubicación habrá tierra para comprar con el pago que supuestamente les aseguran. Es decir, no se puede garantizar que la situación de las y los campesinos reubicados y su calidad de vida, será igual o mejor a la que tenían antes y esto nos parece sumamente preocupante.

En relación con las viviendas, pasa un poco lo mismo ya que dicen "se hizo la reingeniería de los proyectos habitacionales bajo la óptica de una vivienda rural sustentable acorde a las necesidades, expectativas y mejoras que directamente los beneficiaron solicitan" pero no hablan en ningún punto de cómo aterrizar el concepto de vivienda digna, no hablan de vivienda igual o mejor a la que tenían las personas en los lugares de origen (no se refieren por ejemplo a respetar los mismos metros cuadrados que cada familia tenía) y tampoco dan elementos para poder analizar en concreto, cómo están asegurando el derecho a la participación.

En este momento las comunidades podrían ya realizar una serie de denuncias acerca del proceso de “reasentamiento participativo consensuado”, principalmente: ¿Quiénes serán los qué asumirán los costos económicos de este reasentamiento, de los programas hasta ahora prometidos por la fundación para el “desarrollo de las poblaciones” y del equipamiento que aseguran contarán en las viviendas: cocinas integrales, puertas de mezquite, lámparas? ¿Cuáles son los términos de pago de tierra y viviendas? ¿Cuáles son los términos de restitución de tierra e indemnización por las afectaciones que el desplazamiento causa?

Verdad # 9.- Los primeros beneficiados con el acueducto son los municipios de los Altos de Jalisco, geográficamente son los más próximos y por calendario de obra los primeros. Hoy para aprovechar las aguas del Verde se construye el acueducto de Tepatitlán.

Ante esta “verdad” es importante recalcar que los promotores del acueducto no han presentado el proyecto que deje claro de qué forma se dispondría agua de la presa para las poblaciones de Los Altos y Guadalajara, ya que el proyecto actual sólo contempla el acueducto que iría de la presa a León, Guanajuato.

Lo que resulta evidente es el negocio que representa la construcción del acueducto para las empresas constructoras trasnacionales FCC y Abengoa, y las nacionales La Peninsular y Grupo Hermes, en perjuicio de tres comunidades –Temacapulín, Acasico y Palmarejo-, del propio río Verde y de toda la población jalisciense.

El agua del proyecto Presa El Zapotillo será principalmente para las empresas y compañías nacionales y trasnacionales inversionistas del proyecto Puerto Seco o “Guanajuato Puerto Interior” y para las agroindustrias de los empresarios de la región. Las recientes declaraciones del gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, en las que tranquiliza a los empresarios leoneses integrantes de la asociación “Unidos por Guanajuato” (Unigua), nos lo confirman: “Por mi prestigio, por mi gobierno, por lo que quieran, no voy a cambiar un acuerdo que está firmado; no se cambia el convenio. El agua para León está garantizada, utilizaremos toda la fuerza del Estado para que no se cambien.”

La cuenca que pretenden provea el agua, es deficitaria. Los acuerdos, convenios y decretos que han sido elaborados para la distribución de las aguas del río Verde, así como los estudios técnicos justificativos del proyecto de presa El Zapotillo y el Acueducto El Zapotillo-León, se caracterizan por no reflejar la participación de los diferentes actores sociales y usuarios del agua presentes en la región alteña. Está, por ejemplo, el caso de Lagos de Moreno, que bien podría complementar su abasto urbano tomando por gravedad agua de la Presa del Cuarenta; sin embargo con El Zapotillo tendría que dejar correr el agua 140 km para después bombearla de regreso a una altura cercana a los 400 metros, solución por demás ineficiente y muy costosa.

Verdad # 10.- El macro circuito de agua que llegara desde el Zapotillo a la ciudad de León, beneficia sin distinción a mexicanos de todas las edades, sin distingo de sexo o nivel económico, abarca toda la zona metropolitana.

El agua que se pretende llegue del Zapotillo a la ciudad de León beneficiaría a las empresas y compañías nacionales y trasnacionales inversionistas del proyecto Puerto Seco o “Guanajuato Puerto Interior” así como a las agroindustrias de los empresarios de la región. Este argumento se comprobó una vez más con las declaraciones hechas por el gobernador del estado de Guanajuato, Miguel Márquez, en las que tranquiliza a los empresarios leoneses integrantes de la asociación “Unidos por Guanajuato” (Unigua), nos lo confirman: “Por mi prestigio, por mi gobierno, por lo que quieran, no voy a cambiar un acuerdo que está firmado; no se cambia el convenio. El agua para León está garantizada, utilizaremos toda la fuerza del Estado para que no se cambien”.

Verdad # 11.- El estrés hídrico de Guadalajara se muestra en medio millón de personas sin el servicio de agua potable y otros 500 mil habitantes con tandeos, además de la sobre explotación de acuíferos y reducción de niveles en Chapala.

La crisis hídrica de Chapala y los tandeos que está realizando el Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) en la Zona Metropolitana de Guadalajara, son parte de una crisis inducida por funcionarios del agua estatales y federales para alamar a la sociedad tapatía buscando legitimar  la construcción  de la presa El Zapotillo, la presa El Purgatorio y de más presas en la cuenca media del río Verde. Además, nos damos cuenta de que la política de tandeos se aplica de manera injusta y clasista, afectando principalmente a las zonas más empobrecidas del Área Metropolitana de Guadalajara, conocemos de cerca el caso por ejemplo de la zona de la Huizachera en el municipio de El Salto, Jalisco, donde además de sufrir el grave problema de contaminación del río Santiago, sus habitantes son también afectados/as por tandeos, recibiendo agua sólo por periodos cortos durante el día y una o dos veces por semana.

En su “verdad # 11” (17 de julio 2014) Chedid Abraham expresa que medio millón de personas no tienen servicio de agua potable y otras 500 mil sufren tandeos. En su declaración en la Mesa de Redacción del Informador (6 agosto 2014)  afirmó “La ZMG sufre gran problema de abastecimiento de agua, un millón de habitantes no recibe el líquido y medio millón más lo recibe por tandeos”. ¿En menos de un mes subió de medio millón a un millón el número de personas sin acceso al agua potable, o hay que trabajar en la precisión de sus datos duros?

Verdad # 12.- La cuenca del Verde se ha estudiado por muchos años y hay varias alternativas de aprovechamiento, la mayoría se descartan por razones geológicas, otras por la relación beneficio – costo, en el corto plazo, la única que permite el aprovechamiento y regulación de la cuenca, para una primer etapa, es el Zapotillo con capacidad de 911 millones de metros cúbicos.

¿Cuáles son las razones geológicas por las cuales se descartan la mayoría de las alternativas? ¿Ante quién se han presentado los estudios que avalan tal argumento?

Dentro del análisis de alternativas del proyecto Presa El Zapotillo, no se consideraron opciones diferentes a una presa de almacenamiento, tales como la reducción de la demanda, mejorar la gestión del agua superficial y subterránea, uso de ecotecnias, aprovechamiento de agua pluvial, mejorar las actuales redes de distribución y/o reestructurar los sistemas tarifarios existentes, educación ambiental a la población sobre el uso racional del agua, entre otros componentes de la gestión integral del agua.

De acuerdo con el especialista en temas de agua el Doctor Arturo Gleason, en la ZMG cada temporal de lluvias se precipitan aproximadamente 300 millones de metros cúbicos de agua, y en la red de distribución se pierden 100 millones de metros cúbicos debido al mal estado de los 8,500 km de tubería. Si existiera algún tipo de interés por mejorar la gestión del agua y el aprovechamiento de la misma, se invertiría por parte de los gobiernos en evitar este desperdicio de agua y no se invertiría en la construcción de un megaproyecto como lo es la presa el Zapotillo.

¿Cómo se puede considerar que el Zapotillo es una alternativa ante la escasez de agua, cuando se estima que después de 5 años de operación de la presa El Zapotillo se requerirá "otra obra adicional en cuenca media para seguir cubriendo las necesidades de agua de la población en esa fecha"?

Verdad # 13.- EL DICTAMEN DEL CTOOH; Acuerdo No. 5689: “Para atender de manera inmediata el déficit actual del Área Metropolitana de Guadalajara, el CTOOH está de acuerdo en que la opción que satisface las necesidades geológicas, hidrológicas, de reducción del stress hídrico, seguridad hídrica (gasto firme) y seguridad financiera (aprovechamiento óptimo de recursos) es la del sitio La Zurda I (Zapotillo siempre y cuando alcance un almacenamiento útil de 850 hm3 y un almacenamiento total de 911 hm3. Ella también evita el riesgo de falla en infraestructura hidráulica en perjuicio de personas y sus bienes”

Más de 40 académicos/as y especialistas técnicos en Ingeniería Ambiental, Hidrología, Geografía, Geología, Ecología, Políticas Públicas Ambientales, Ecología Política, Derecho Ambiental, Economía Ecológica y 15 organizaciones y  redes ambientales, elaboraron y firmaron un pronunciamiento en el que expresaron su profunda preocupación y extrañamiento sobre las inconsistencias técnicas que presenta el Dictamen realizado por el Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas (CTOOH) de la Comisión Nacional del Agua(CONAGUA), estudio en el que se basa la decisión del Gobierno Federal y de los  estados de Jalisco y Guanajuato, para elevar la cortina del proyecto Presa El Zapotillo a 105 metros de altura.

De acuerdo con la revisión que hicieron al Dictamen del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas (CTOOH), el grupo de especialistas observó, entre otros puntos, los siguientes:

  • Los oficios de entrega del Dictamen presentan inconsistencias en cuanto a las fechas de revisión, envíos de información y elaboración del Dictamen por parte del CTOOH y el Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico (OCLSP). Los oficios evidencian que José Elías Chedid Abraham, Director General del Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico (OCLSP) retuvo dicho dictamen por casi 6 meses y que ocultó información fundamental sobre el proyecto Presa El Zapotillo que debió haber dado a conocer inmediatamente, lo que permitió que el proyecto continuara avanzando, que se engañara a las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo quienes en las mismas fechas se encontraban en  mesas de diálogo con el Gobierno de Jalisco.

  • Desde el punto de vista técnico, encontraron que el nivel de análisis de las consideraciones y evaluación de cada uno de los sitios considerados en el documento "Opinión Técnica Estudios Río  Verde" firmado por José Luis Hernández Amaya, Director Técnico del Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico, es superficial y carece de sustento técnico. Se menciona por ejemplo: “capacidad de almacenamiento limitada” de algunos de los sitios considerados, y nos preguntamos ¿limitada según quién o bajo qué parámetros y criterios?, se menciona también que “no se cuenta con estudios/o se carece de estudios”, y nos preguntamos ¿cómo puede validarse un dictamen oficial que carece de estudios que sustenten técnicamente la viabilidad o la no viabilidad de una serie de alternativas? En otros casos aparece que el nivel de estudios realizados es “ninguno” pero en las fechas de estudio de dichas alternativas aparecen periodos de tiempo y años específicos ¿cómo es esto posible, se cuenta o no con la información? Se argumenta además que en algunos casos se descartan opciones por las “afectaciones sociales” que traerían dichos proyectos, y nos surge la duda ¿en el caso de El Zapotillo no las hay? ¿las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo no tendrán afectaciones sociales, no les impactará el proyecto?

  • Asimismo, llamó su atención que dentro de los 20 sitios alternativos analizados en el documento, no se incluye la alternativa que contempla una cortina a 60 metros de altura, alternativa que se propuso y entregó en un documento firmado por las partes interesadas el 1 de octubre del 2013 durante la mesa de trabajo técnica sostenida con el Gobierno de Jalisco y las comunidades afectadas para buscar alternativas a la presa El Zapotillo.

Atentamente,
Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo
Comité de Hijos Ausentes de Temacapulín
Comité de Hijos Ausentes de Estados Unidos
Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario A.C. (IMDEC)
Colectivo de Abogados
Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER)

 


Resolución a la solicitud de información mediante Infomex número 1610100072414

Pacta Conagua con ocho de 10 familias por El Zapotillo http://www.informador.com.mx/jalisco/2014/542343/6/pacta-conagua-con-ocho-de-10-familias-por-el-zapotillo.htm

Acasico: Hilario Valenzuela Robles como "Vocero" de Conagua https://www.youtube.com/watch?v=tMGdJtWa3XU

“Guía para la sustentabilidad en el reasentamiento de Acasico” pág. 1, elaborada por la Fundación para el Desarrollo Sustentable.

En el proyecto del Puerto Seco, hasta ahora se han invertido, 75 millones de dólares, y ya operan 35 empresas internacionales, nacionales y regionales que adquirieron para su instalación 175 de las mil 200 hectáreas que tendrá de extensión. El proyecto contará con 800 hectáreas de parques industriales y 300 hectáreas de área residencial, y una inversión total de 200 millones de dólares.  (nota: http://www.agustindelcastillo.com/2014/07/pierde-megaproyecto-23-de-su-superficie.html)

“Urgen empresarios Zapotillo” http://www.am.com.mx/celaya/local/urgen-empresarios-zapotillo-99985.html ( 9 de abril, 2014)