Header IDHIE
Más boletines...
Header Ibero  
Juicio político contra Raúl Plascencia Villanueva, solicitan organizaciones civiles
« Regresar al boletín
 

24/09/2014

Hoy 24 de septiembre más de 85 personas y ONG´s presentaremos demanda de juicio político ante la cámara de diputados contra Raúl Plascencia Villanueva presidente de la CNDH porque esta ha faltado a su mandato de defender a las víctimas de violaciones de derechos humanos.

Un grupo de ciudadanos y representantes de organizaciones de la sociedad civil presentan hoy en la Cámara de Diputados una denuncia contra el titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Dr. Raúl Plascencia Villanueva, a fin de que se le siga un Juicio Político por dos argumentos fundamentales:

  1. Las gravísimas omisiones de la CNDH frente a innumerables violaciones de los derechos humanos en México,
  2. La utilización de la institución a “modo” y para fines distintos a la defensa de los derechos humanos.

Entre las gravísimas violaciones a los derechos humanos frente a las que la CNDH presidida por el Dr. Plascencia ha sido omisa contraviniendo a lo dispuesto en a Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se encuentran:

  • Las miles de personas asesinadas (70,000) en el periodo del 1º de diciembre del 2006 y el 1º de diciembre del 2012
  • Los miles de Migrantes calificados como secuestrados, pero que también fueron y son desaparecidos, desaparecidos forzosos…, extorsionados, reclutados para trata, el crimen organizado, asesinados…
  • Las 1.6 millones de víctimas de desplazamiento forzado a consecuencia de la violencia del crimen organizado.
  • Los cientos de miles de personas detenidas por el Gobierno Federal, señaladas como delincuentes sin haber comprobados su culpabilidad o inocencia, en el período del 2006 al 2012.
  • Las 25,276 personas desaparecidas en el período del 1º. de diciembre del 2006 al 1º. de diciembre del 2012 y 23,322 del 1º. de diciembre del 2012 al 31 de junio del 2014.
  • La tortura en México continúa siendo una práctica sistemática.
  • El caso de la masacre de 72 personas en de San Fernando, Tamaulipas, la mayoría migrantes.
  • Los hechos del 1º de diciembre del 2012 en la Ciudad de México.
  • Las reformas a las constituciones de varios estados de la República que atentan contra los derechos reproductivos de las mujeres.
  • Las restricciones a la libertad de expresión en la reglamentación de la protesta social
  • La nueva ley de Telecomunicaciones y las posibles violaciones a derechos humanos.
  • La resolución adoptada por la SCJN en la contradicción de criterios 293/2011
  • El incumplimiento a los estándares internacionales de derechos humanos para la emisión de recomendaciones.

Entre los casos de manejo a “modo” y para fines personales de la CNDH por parte del Dr. Plascencia se encuentran:

  • El caso del General Tomás Ángeles Duahare y otros generales del ejército mexicano, acusados “de oídas” por “testigos protegidos”.
  • El caso de la detención ilegal y arbitraría, violación sexual y tortura en perjuicio de la Sra. Miriam Isaura López Vargas.
  • El caso de 4 personas civiles en Rosarito, Baja California, detenidos ilegalmente y torturados para que confesaran crímenes que no cometieron.
  • Los casos de Florence Cassez Crepín e Israel Vallarta Cisneros y el daño irreparable al debido proceso por lo que fue imposible la administración de la justicia.
  • Recomendaciones para desacreditar a personas e instituciones como los casos de José Luis Luege Tamargo, entonces titular de la Comisión Nacional del Agua; del Lic. Luis Raúl González Pérez, abogado general de la UNAM, al Dr. Luis González Placencia su homólogo en la CDHDF.

Todos estos casos están detalladamente documentados en la denuncia anexa que consta de cerca de 100 cuartillas y que evidencia que el Presidente de la CNDH, ha omitido actuar de manera oportuna, integral e independiente en asuntos en los cuales era imperativo que lo hiciera de acuerdo al mandato constitucional que recibió al ser nombrado presidente de la CNDH pues no sólo ha dañado y violado derechos humanos de miles de víctimas y las ha dejado en la indefensión, incluyendo a sus familiares; sino que ha utilizado recomendaciones “a modo” para dañar personas e instituciones; ha utilizado a la misma CNDH para la satisfacción de intereses personales y ha generado un desprestigio, desconfianza y grave incertidumbre hacia una de las instituciones más importantes en la promoción y defensa de los derechos humanos de las víctimas y, en general de todos los que habitamos en este país.

Por todo esto se puede advertir un consenso generalizado entre diversos sectores de la sociedad, como organizaciones no gubernamentales, académicos, líderes de opinión, entre otros, en el sentido de que Raúl Plascencia no representa el perfil idóneo para presidir la CNDH.

* Esta acción está firmada por más de 80 personas y organizaciones de la sociedad civil.