Header IDHIE
Más boletines...
Header Ibero  
Posicionamiento respecto de la Iniciativa de la Ley de las Organizaciones No Gubernamentales para el Estado de Puebla
« Regresar al boletín
 

El día 4 de febrero de 2014 se presentó la iniciativa de la Ley de las Organizaciones No Gubernamentales para el Estado de Puebla por parte de la diputada María del Socorro Quezada Tiempo, la cual señala tener por objeto “fomentar las actividades de Desarrollo Social que realicen las organizaciones No Gubernamentales (ONG) en beneficio de la población de la entidad”.

Dicho objeto no se genera de manera clara en el desarrollo del texto de la norma en comento, pues los supuestos derechos o beneficios para las organizaciones civiles no quedan en un lenguaje que desde la interpretación conforme puedan ser exigibles o justiciables y, por otro lado, tampoco establecen obligaciones para la dependencia encargada del cumplimiento que redunden de manera contundente para la consecución del objeto.

Por el contrario, la manera de legislar en esta iniciativa, que en sí asoma falta de técnica legislativa, abre la posibilidad de la fiscalización local de los recursos de las organizaciones civiles sin existir financiamientos o apoyos constantes e importantes desde los gobiernos estatales o municipales, es decir, generar un sistema doble fiscal que sólo limita y entorpece el trabajo de la sociedad civil organizada que, dicho sea de paso, ya se encuentra regulado por la Ley Federal de Fomento a las Actividades Realizadas por Organizaciones de la Sociedad Civil.

Además, dicha iniciativa fue creada sin el foro y la consulta a las organizaciones que trabajamos en la entidad poblana, lo que ha resultado en una propuesta desfasada e impositiva que poco de realidad contiene y que responde a una lógica de control excesivo que frustra y ahoga las  intenciones ciudadanas  de colaboración y participación política. Las buenas intenciones no siempre son buenas propuestas, la corresponsabilidad social no se construye desde el condicionamiento a los recursos, se construye desde el reconocimiento al trabajo profesional y apegado a derechos humanos de quienes somos parte de las organizaciones desde la conciencia social para la consecución de logros comunes que abonen a la paz social y al bien común.

Con eufemismos legislativos como este en comento se desconoce y desdibuja la situación de peligro que las personas defensoras de derechos humanos corremos constantemente, así como la falta de apoyos reales, palpables y oportunos por parte de los gobiernos en este país, en especial de los gobiernos locales. La sociedad civil organizada ha sido fuente de cambios significativos y es una deuda histórica de las instituciones reconocerlo, crecerlo y crear las condiciones y espacios de sinergias necesarios, en lugar de legislar sesgada e irresponsablemente sobre nuestro hacer y existir.

Es por lo anterior que manifestamos nuestro total desacuerdo a la aprobación de la iniciativa motivo de este posicionamiento, así como nuestro rechazo a los modos y términos en que ha sido elaborada.

Acciones Voluntarias sobre Educación en México, A.C.
Amigos contra el Sida, A.C.
Asociación Queretana de Educación para las Sexualidades Humanas, A.C.
Centro de Sensibilización y Educación Humana A.C.
Chavos en la Diversidad
Colectivo Ser Gay de Aguascalientes, A.C.
Colectivo Sol, A.C.
COMAC
Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán, A.C.
Concepto VIH/sida e ITS
Ddeser Puebla
Divepsige A.C.
Diversidad Travesti Transgénero
Figuraciones Tuyas
IdenTTTidades
Isis en Tlaltenango A.C.
Kundu A'Kukani, A.C.
Lenguas Prietas Teatro de la Diversidad Sexual
Mexicanas en Acción Positiva
No dejarse es incluirse A.C.
Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos AC
Pacis: Circulación Social
Provicondón A.C.
Red Mexicana de Personas que viven con VIH/sida, A.C.