Header IDHIE
Más boletines...
Header Ibero  
La Infancia en Puebla
« Regresar al boletín
 

Mtra. María de Lourdes Pérez Oseguera

Una sociedad, se valora positivamente cuando da prioridad, cuida y atiende -entre otros muchos sectores y problemáticas-   a su niñez y juventud. En Puebla tenemos grandes rezagos en materia de atención, cuidado y protección a la población infantil.

Cuando hablamos de infancia, nuestro imaginario nos lleva a pensar un mundo ideal de cuidado, protección y atención para niñas y niños. Desafortunadamente está cada día más alejado de la realidad. Concebimos – desde ese imaginario- que la infancia debía ser la etapa de cuidados, protección, bienestar, fantasía, inocencia. En realidad, si algún sector de la población sufre de violaciones constantes, de abandono,  desprotección y violencia y por ende atropello a sus derechos son precisamente niñas, niños y adolescentes.

¿Qué sucede en el estado de Puebla en materia de derechos de niñas, niños y adolescentes? Veamos algunos datos: en materia de salud, la desnutrición, las enfermedades respiratorias y diarreicas son los principales factores de riesgo para la niñez en Puebla (Segundo Informe Federal y la OMS, El Popular 04/09/2014); En materia de desnutrición Puebla es el cuarto estado del país con la mayor cantidad de muertes por hambre,  de acuerdo a reportes del INEGI cuyas cifras señalan que la entidad tiene, además, una tasa de decesos infantiles de 12.4 por cada 100 mil menores, el doble que la media nacional de 5.4 (INEGI, La Jornada de Oriente, 21/01/2013). La desnutrición crónica en el estado es preocupante, pues el 20.2% de niñas y niños la padecen, superando el 13.6% que corresponde a la media nacional (encuesta nacional de Salud y Nutrición ENSANUT, (Unión Puebla, 12/1272013). Por otro lado encontramos que Puebla ocupa el 5to lugar en obesidad infantil, sólo por debajo de Yucatán, DF, Veracruz e Hidalgo. Desde luego,  la obesidad no habla de sobre alimentación, sino de mala nutrición (Delegación del IMSS en Puebla; La Jornada de Oriente, 07/08/2013).

En el año 2012, 1 de cada 10 niños menores de 5 años tenían sobrepeso; los preescolares de 12 a 23 meses presentaban la prevalencia más alta de anemia con 38.3; los problemas derivados del nacimiento son la principal causa de discapacidad, debido a que representa el 67.4% y en el 2010 el 4.8% de la población de 6 a 14 años no asistían a la escuela según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Ante este contexto los Senadores de todos los grupos parlamentarios, recibimos la iniciativa preferente del Ejecutivo Federal (INEGI, El Sol de Puebla, 02/10/2014).

En el asunto de trabajo infantil, Puebla se ubica como la tercera entidad del país, después de Colima y Guerrero en tener la tasa de ocupación infantil más alta del país con 13.6 por ciento, esta cifra equivale a 218 mil 72 niños entre 5 y 17 años de edad de niñas y niños que están laborando, es decir cuatro de cada 100 menores poblanos realizan alguna actividad laboral, reveló el Módulo de Trabajo (MIT) 2013. El estudio realizado por el INEGI destaca que de los 218 mil 72 menores que trabajan, 127 mil 612 no reciben remuneración por su labor, o sea seis de cada 10 niños.

Uno de cada cuatro niños empleados trabaja más de 35 horas semanales. El 35.3 por ciento de los menores trabajadores abandonaron los estudios. Sólo uno de cada cuatro niños que trabaja aporta dinero para la manutención de su familia. El 44% trabaja en el sector primario, es decir en el campo; el 11,6% únicamente va a la escuela y no desempeña ninguna actividad adicional, remunerada o en el hogar. De hecho, el 74,4% ayuda con los quehaceres domésticos y/o estudian, o sea que esta cifra incluye a los que solo hacen quehaceres domésticos (El Sol de Puebla y El Popular, 02/09/2014).

En materia de abusos, maltrato y violencia también el estado de Puebla ocupa primeros lugares:

En una encuesta que recientemente el DIF Municipal aplicó a  4,701 alumnos/as  en edades de 7 a 19 años, en 20 escuelas de esta ciudad, revela que el 24% de alumnos en el Municipio de Puebla consideran que han sufrido alguna vez de violencia escolar, la mayor proporción estudiando el nivel de primaria. De estos 24%, el 40% la sufre a diario a casi diario. La forma más común de violencia escolar es de un grupo contra un/a solo/a estudiante. En general, la opinión sobre las características de los alumnos que reciben violencia escolar corresponda a definirlos como “dejados” (24%) y a que son “diferentes” física o socialmente (28%). El 78% de las víctimas declara haber tenido poca o nada de ayuda del personal académico. El daño físico y el abandono escolar son percibidos como las principales consecuencias de violencia escolar a nivel primaria.

En el tema de abandono, funcionaria del DIF Estatal revela que de 2011 a la fecha han sido abandonos 825 niños en todo el estado, lo que se traduce en 19 menores que son olvidados por sus familias al mes. Tan sólo entre 2013 y al corte de 2014 se ha registrado un incremento de poco más del 4.5 por ciento, al pasar de 197 a 206 menores abandonados. El 90 por ciento de los infantes abandonados por sus padres u otros familiares no son reclamados. Adicionalmente, se han atendido a 165 años este año por cuestiones de maltrato (María Elena Torres Machorro, directora de Asistencia Jurídica del Sistema Estatal DIF (SEDIF),  El Popular, 06/09/2014).

En violencia física, se ejerza daño físico a niñas y niños cuando los progenitores consideran que se han portado mal, es más común en los hogares de jefatura masculina que, en aquellos dirigidos por una mujer, quien en más de un 90 por ciento de los casos evita utilizar la violencia. Demostrar la autoridad paternal a través de una sanción es un hábito utilizado por "7.5 de cada 10 familias poblanas". El 32 por ciento de los jefes de familia, ya sean hombres y mujeres, admitió haber pegado a su hijo o hija "como recurso correctivo". [...] Mientras que en más de un tercio de los hogares poblanos -34 por ciento- donde el jefe de familia es un hombre se utiliza prácticas violentas como manera de castigar un mal comportamiento de los hijos, el 91.6 por ciento de las madres que dirigen la unidad familiar prefiere utilizar castigos simbólicos. [...] Mientras que el 2.8 por ciento de las familias que residen en la urbe admitió no haber besado, acariciado o abrazado a sus hijos en la semana anterior a ser encuestado, esta cifra aumentó casi tres puntos porcentuales -hasta situarse entre 8.6 por ciento- entre aquellos poblanos con hijos que viven en un medio rural. [...] Un 30.3 por ciento de ellos [los poblanos urbanistas] se inclina a usar la fuerza física frente a un 34.3 por ciento de aquellos que viven alejados de la ciudad (Encuesta estatal sobre Dinámica de las Familias en Puebla elaborada por el Sistema estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, El Sol de Puebla, 02/10/2014).

En abuso sexual infantil, durante 2013 se registraron 183 denuncias en Puebla, un descenso de 75 por ciento comparando con 2012, cuando se registraron 322. Una solicitud de información pública iniciada por el equipo de UNIÓN Puebla indica que en promedio durante cada mes del año pasado se registraron 15 casos, mientras que en 2012 fueron 26. La cifra es coherente con lo reportado en el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), pues en 2012 se reportaron 730 violaciones sexuales, mientras en 2013 fueron 449, un descenso de 38.49 por ciento (Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) en Unión Puebla, 04/02/2014)

En Puebla, cuatro de cada 10 alertas Amber emitidas durante el presente año fueron a causa de menores de edad, entre 13 y 17 años, que se fugaron con personas que conocieron en redes sociales. Aunque no hay un dato oficial, se estima que en México el 85 por ciento de menores que acceden a alguna red social aceptan solicitudes de amistad sin saber de quién se trata, lo que facilita el trabajo a los más de 500 mil depredadores sexuales (El Popular, 08/09/2014).

Por último en materia educativa, la deserción escolar existente en la Mixteca poblana ha generado que algunas instituciones educativas se vean obligadas a cerrar sus puertas, en particular las que se encuentran en comunidades alejadas, pues son las que cada vez cuentan con un menor número de alumnos (Secretaría de Educación Pública, El Popular, 02/10/2014).

En San Pedro Cholula es el quinto municipio del estado en cuanto a mayor número de embarazos adolescentes refiere, esto de acuerdo con la Secretaría de Salud, dicha situación genera que de cada dos casos de deserción escolar, una sea por esa causa (Secretaría de Salud, El Popular, 02/10/2014).

En el próximo mes de noviembre, se celebrara en nuestro estado el VI Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, pensamos que será un escenario idóneo no sólo para exponer estos datos sino, para proponer políticas públicas de atención y de protección a los derechos de la infancia y adolescencia y, sobre todo el compromiso de una agenda de trabajo para actuar de inmediato y a favor de este sector de la población para resarcir los daños y brindarles una realidad distinta a la que viven ahora. Ojalá no quede en sólo un acto protocolario.

Cuando el Estado descuida a su niñez y juventud está destinado al fracaso, ojalá no sea tarde para remediarlo. No sólo es responsabilidad de éste velar por la población infantil y adolescente, sino de toda la sociedad.

Responsable del Programa de Género y VIH Y del OVSG-Puebla, Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría SJ, Universidad Iberoamericana Puebla