Header IDHIE
Más boletines...
Header Ibero  
Exige la IBERO Puebla se respeten las garantías individuales y los Derechos Humanos de los mexicanos
« Regresar al boletín
 

* El servicio de la fe y la promoción de la justicia se han convertido en el imperativo más contundente de nuestro sistema educativo: FFF

El Dr. Fernando Fernández Font, rector de la Universidad Iberoamericana Puebla fue el encargado de inaugurar el XI Foro de Derechos Humanos del Sistema Universitario Jesuita -SUJ- que en esta ocasión lleva por nombre "Derechos Humanos y Acceso a la Justicia: la dignidad de las personas frente a las formas de poder en México", durante el evento el Padre Rector estuvo acompañado por el Dr. Gonzalo Inguanzo Arteaga, director general Académico; la Dra. Covadonga Cuétara Priede, directora general del Medio Universitario y la Mtra. Galilea cariño Cepeda, directora del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría S.J.

Durante su discurso el Dr. Fernández Font señaló que los Derechos Humanos, el acceso a la justicia y el respeto a la dignidad de las personas, son aspectos cruciales para cualquier institución. Por ello llevar a cabo este tipo de foros resulta especialmente trascendente en un contexto como el que estamos viviendo, el cual se ha caracterizado por la violación sistemática de los Derechos Humanos. "La mejor prueba de ello es lo acontecido con los alumnos de la normal de Ayotzinapa o con las personas asesinadas en Tlayaya por parte de militares", afirmó.

De igual forma, el Padre Rector de la IBERO Puebla enfatizó que el Sistema Universitario jesuita abre este espacio para debatir propuestas que puedan generar campos de esperanza en esta sociedad que parece tener cerrados todos los caminos. Es por ello que utilizar la bandera de los Derechos Humanos para justificar los crímenes de los gobiernos, es lo más triste que le puede suceder a una sociedad que necesita igualdad y justicia para todos.

El Padre Fernando Fernández aseveró que enunciar los Derechos Humanos ha sido un gran paso de la humanidad; pero sin duda no suficiente puesto que para millones de personas el acceso a la justicia sigue siendo un sueño inalcanzable. Es aquí donde nuestra labor cobra sentido. Nos mueve la búsqueda de la verdad y la invitación a construir sociedades más justas. "Como lo señala la misión de la Compañía de Jesús, el servicio de la fe y la promoción de la justicia se han convertido en el imperativo más contundente de nuestro sistema educativo", sentenció.

Finalmente, el Padre Rector citando a Ignacio Ellacuría afirmó que la universidad debe no sólo dedicarse al mejor logro de los derechos fundamentales de las mayorías populares, sino que, incluso, debe tener como horizonte teórico y práctico la liberación y desarrollo de esas mayorías. "El tema de la promoción y defensa de los Derechos Humanos se convierte así en el sentido y razón de ser de cualquier institución educativa que pretenda enclavarse en la realidad, para responder a ella desde su vocación histórica y transformadora", concluyó.

Por su parte, la directora del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría S.J., Mtra. Galilea Cariño Cepeda, destacó que este Foro no puede silenciar lo ocurrido en Chalchihuapan, Tlayaya o Ayotzinapa pues ante los ojos del mundo son reconocidos por la violencia, los crímenes, el encubrimiento y la impunidad. Ante la indignación que representan estos acontecimientos este Foro no puede ocultar el dolor de decenas de víctimas. "Buscamos que este espacio contribuya al discernimiento colectivo y solo será posible incidiendo y transformando la realidad que nos consume", afirmó.

Durante este acto inaugural la Mtra. Aurora Berlanga Álvarez, directora del Departamento de Arte, Diseño y Arquitectura realizó un pase de lista con los nombres de los 43 nombres de los jóvenes desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa y en donde al unísono el auditorio de la IBERO Puebla exigió que estos regresen vivos a sus hogares.

Al término de este acto, la escritora española Adela Cortina Orts rindió la conferencia magistral ¿Hay posibilidad de exigibilidad de los Derechos Humanos?, en la cual señaló que la reconfiguración del aparato productivo mundial ha generado cambios en el funcionamiento de los estados-nacionales, convirtiéndolos en entidades punitivas, hecho que hace que las personas y la comunidad son las encargadas de trabajar porque se respeten los Derechos Humanos.

Al mismo tiempo Cortina Orts subrayó que si no existe una actitud de reconocimiento, no hay modo de que los Derechos Humanos sean reconocidos, pues estos tienen que ver con las capacidades de las personas. "Nosotros somos quienes decidimos, pero para ello nuestras capacidades deben de estar protegidas y empoderadas", afirmó.