Header IDHIE
Más boletines...
Header Ibero  
SITUACIÓN POLÍTICA Y DE LOS DERECHOS HUMANOS EN MYANMAR PARA PRINCIPIOS DEL AÑO 2014
« Regresar al boletín
 

Nifta Sugey Lau Ibarias
Taller de Análisis

La situación de los Derechos Humanos en la República de la Unión de Myanmar –antes de 2010, Birmania—, ha sido un tema crítico desde hace muchas décadas. Con una larga historia de dictaduras militares, violaciones a los derechos humanos, procesos electorales dudosos, y alta corrupción, el camino hacia una vía democrática, pacífica y de desarrollo para la población parece largo y difícil. Además, en Myanmar, son muchas las personas que son perseguidas por pertenecer a alguna minoría, este hecho ha dado lugar a una grave violación de derechos humanos, e incluso, muchos sospechan que esta crisis es atribuible al Estado.

Un ejemplo de las violaciones a los derechos humanos en Myanmar es la denuncia que hizo la Organización de las Naciones Unidas a principios de este año sobre los grupos y fuerzas armadas que usan niños en zona de conflicto. Myanmar es el país con el mayor número de ejércitos o grupos armados que realizan estas prácticas con siete grupos denunciados por el Secretariado General y el relator de la situación de derechos humanos en Myanmar, Tomás Ojea Quintana.

Maran Bawk Ra es una victima de dicha situación. Con tan sólo 16 años de edad es una de las instructoras del principal campo de entrenamiento para reclutas del Ejército Independentista Kachin, el cual cuenta con veinticinco mil efectivos y es el mayor de los grupos étnicos armados a los que Naciones Unidas acusa de utilizar a menores. Sus compañeros tienen alrededor de la misma edad, y la menor cuenta con a penas 15 años.

Todos ellos llevan entrenamiento político, táctico y militar para participar en las guerrillas de las etnias de Birmania y hacer frente al Gobierno. Estos conflictos entre las fuerzas militares y los grupos armados étnicos fueron causadas por las violaciones a los derechos humanos de las minorías étnicas del país que cometieron los diferentes gobiernos que ha tenido Myanmar. El Gobierno actual es presidido por Thein Sein, ex Teniente General y miembro del Partido de la Unión, Solidaridad y el Desarrollo, formado en abril de 2010 por él mismo junto con otros diecisiete miembros de su gabinete, también militares.

Si bien, las elecciones que otorgaron la Presidencia de Myanmar a Thein Sein fueron las segundas elecciones libres en el país –las primeras, en 1990, fueron anuladas por la Junta Militar—, fueron acusadas de anti democráticas y fraudulentas, ya que por las demandas que impuso la Junta Militar para el registro de partidos políticos, se imposibilitó en las elecciones de 2011 la participación de la Liga Nacional para la Democracia, encabezada por la opositora y líder birmana Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz y principal promotora de las libertades y derechos electorales y civiles en Myanmar.

A pesar de la disolución de la Junta Militar en marzo de 2011, la situación política en Myanmar se encuentra en crisis y resulta evidente la necesidad no sólo de una transición de un gobierno militar a un gobierno civil –que llega con Thein Sein a cargo de la presidencia y con la desaparición del Consejo del Estado para el Desarrollo y la Paz—, sino del aseguramiento de elecciones democráticas, el respeto por los derechos humanos, el castigo a las violaciones de éstos y la procuración de un estado de paz y cese al fuego por parte del Gobierno y los grupos étnicos, que hasta la fecha, dista muy lejos de ser alcanzado.

Es por esto, que la guerrilla, conformada por dieciocho grupos étnicos armados, a pesar de sus diferencias, tiene un objetivo en común: potenciar la participación de dichos grupos en el proceso de democratización del país. Dau Hka, miembro del Consejo Técnico del Gobierno Kachin señala que “el objetivo final es la modificación de la Constitución y la declaración del Estado federal, algo que prometió el propio fundador de la patria –Aung San, padre de la actual líder de la oposición, Aung San Suu Kyi—, no aceptaremos menos”.

Estos grupos que suman casi cien mil guerrilleros, buscan la democracia del país por medio de la inclusión y aceptación de las demandas de las minorías étnicas, puesto que un impedimento y prueba de ello es que la Constitución aprobada en 2008 reserva 56 de los 224 escaños del Parlamento a los militares birmanos. En más, los grupos guerrilleros y étnicos de Myanmar denuncian que los militares birmanos cometen violaciones a su paso, arrasando pueblos enteros, donde las mujeres son violadas y las viviendas saqueadas o destruidas.

Por su parte, la líder birmana Aung San Suu Kyi trata de encontrar una solución por la vía pacífica ante estos conflictos. El pasado 17 de mayo reunió a miles de personas en las calles de Rangún para exigir reformas en la Constitución de Birmania. Suu Kyi señaló que deben hacerse modificaciones para asegurar que los comicios sean libres y limpios –en sentido de las elecciones presidenciales de 2015—; procurar el equilibrio entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial; y otorgar mayor autonomía a los estados de las minorías étnicas.

Sin embargo, para hacer reformas a la Constitución se requiere el 75% de los votos aprobatorios del Parlamento, algo que es complicado por la cantidad de militares que ocupan por ley el 25% de los escaños. Ante esta situación, la posición de las Naciones Unidas ha sido elogiar las pláticas entre la líder política opositora, Aung San Suu Kyi, y el Gobierno de Thein Sein, pero a la vez, critica las restricciones políticas, las detenciones arbitrarias y las desapariciones forzadas ocasionadas por dicho gobierno. Por su lado, Amnistía Internacional señala que las violaciones a los derechos humanos han aumentado en aquellas zonas donde hay población de minorías étnicas; además de que aún hay restricciones a la libertad de cultos y reina la impunidad en el país.

Entre las acciones de las que acusa la ONU al gobierno de Thein Sein está que en febrero de este año, el Gobierno birmano expulsó a Médicos sin Fronteras-Holanda, organización que proporcionaba ayuda sanitaria a más de medio millón de pobladores del estado birmano de Rakhine. Este fue el resultado de que la ONG declarara que su personal había tratado pacientes víctimas de la violencia desatada en enero en la ciudad de Maungdaw, incidente al que ha calificado el Gobierno de Myanmar como falso y sobre el cual ha rechazado las declaraciones de la ONU.

Si bien el actual gobierno ha llevado reformas políticas y económicas limitadas, relajó ligeramente la censura sobre los medios de comunicación, y creó la Comisión Nacional de Derechos Humanos –con respecto a la cual hay dudas sobre las intenciones de Myanmar al realizar esta comisión debido a las irregularidades en los pronunciamientos de este organismo—, también ha vulnerado el derecho internacional humanitario y de los derechos humanos.

Lo anterior ya que desde septiembre de 2012, el ejército intensificó los combates en el estado de Kachin y el estado de Shan en la República de Myanmar.

Respecto a la situación en el estado de Kachin, el ejército de Myanmar lanzó ataques indiscriminados que provocaron víctimas civiles y atacó directamente a civiles de minorías étnicas. Mientras que en el estado de Shan, los civiles fueron víctimas de tortura, detención arbitraria, traslado forzoso y agresiones sexuales. Algunos de esos actos constituyeron crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad.

No obstante, militares y funcionarios del Estado que cometieron violaciones de derechos humanos siguen sin ser procesados. El problema yace en que el artículo 445 de la Constitución de 2008 establece la impunidad total por las violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado. Aunado a esto, el sistema de justica de Myanmar presenta ausencia de imparcialidad e independencia con respecto al gobierno, por lo que el nivel de impunidad es muy alto y no puede hacerse efectivos los castigos o sanciones ante las violaciones de los derechos humanos por parte de funcionarios del gobierno o militares del ejército.

Por ende, debido al panorama planteado, resulta necesario como primer paso, la reforma de la Constitución de Myanmar, que si bien es una tarea difícil por la cantidad de escaños que ocupan los militares, se va haciendo posible por medio de la inclusión paulatina de miembros de otros partidos políticos en el Parlamento. Ejemplo de ello es que en abril de 2012, la Liga Nacional por la Democracia –partido político de Aung San Suu Kyi— declaró la victoria en al menos 43 escaños en las elecciones parlamentarias, entre las cuales, Suu Kyi ocupa un escaño.

Como un segundo paso para erradicar la situación de conflicto y guerrilla en el país, deberán incluirse reformas en la Constitución destinadas a asegurar la democratización de los procesos electorales y el respeto a las libertades de expresión –la cual es muy reducida y controlada en dicho país—, el respeto a los derechos humanos, y la inclusión de las minorías étnicas –con lo cual las guerrillas cumplirían su propósito—. En este sentido, debe reconocerse que la reforma democrática y un cambio genuino en Myanmar sólo podrán darse si se respetan los derechos humanos y si hay una verdadera reconciliación nacional.

En el entramado internacional, ante el nuevo interés de la comunidad internacional, se han generado una serie de contactos y visitas diplomáticas que predicen una normalización del país a nivel internacional. Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y Australia ya han suspendido la mayoría de las sanciones económicas que habían impuesto sobre Myanmar luego de haberse celebrado las elecciones parciales que llevaron al Parlamento a la líder Aung San Suu Kyii y a la Unión Nacional para la Democracia, con lo cual la economía de Myanmar se beneficiará.

Este tipo de medidas señalan que Myanmar debe buscar una integración plena con la comunidad internacional, con el propósito de permitir la intervención de organismos internacionales. De esta manera, organismos internacionales como la ONU, Amnistía Internacional, CICR, entre otros, podrían actuar efectivamente en el país y apoyar en el aseguramiento de paz y el respeto de los derechos humanos. Sin embargo, para ello, el cambio en las políticas e ideología del Gobierno es necesario, debido a que en la actualidad, la administración e instituciones en turno son inadecuadas, ya que se basan en una ideología que es diferente a la realidad del país, y por lo tanto, ineficiente.


El País, “Ejércitos que reclutan niños,” (10 de febrero de 2014 [citado el 05 de mayo de 2014] El País):  disponible en http://elpais.com/elpais/2014/02/10/planeta_futuro/1392053148_678087.html

Zigor Aldama, “La niña Maran va a la guerra,” (14 de marzo de 2014 [citado el 05 de mayo de 2014] El País):  disponible en http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/03/14/actualidad/1394825949_714886.html

Zigor Aldama, “Las guerrillas de las etnias de Birmania se alían para hacer frente al Gobierno,” (7 de noviembre de 2013 [citado el 05 de mayo de 2014] El País):  disponible en http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/01/actualidad/1383312916_837735.html

Trevor Wilson, “Myanmar: The legacy of Thein Sein,” (3 de abril de 2014 [citado el 05 de mayo de 2014] The interpreter):  disponible en http://www.lowyinterpreter.org/post/2014/04/03/Myanmar-legacy-Thein-Sein.aspx

Roman Delamare, “Birmania, desplazarse en bicicleta o cómo desairar al gobierno”. (13 de junio de 2011 [citado el 05 de mayo de 2014] Román viaje, vida y blog): disponible en http://romanviaja.wordpress.com/2011/06/13/birmania-desplazarse-en-bicicleta-o-como-desairar-al-gobierno/

La voz de Galicia S.A., “La Junta Militar birmana se disuelve y entrega el poder a un gobierno civil” (29 de marzo de 2011 [citado el 05 de mayo de 2014] La voz de Galicia): disponible en http://www.lavozdegalicia.es/mundo/2011/03/30/00031301484345693308413.htm

Zigor Aldama, “Las guerrillas de las etnias de Birmania se alían para hacer frente al Gobierno,” (7 de noviembre de 2013 [citado el 05 de mayo de 2014] El País):  disponible en http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/01/actualidad/1383312916_837735.html

Zigor Aldama, “Las guerrillas de las etnias de Birmania se alían para hacer frente al Gobierno,” (7 de noviembre de 2013 [citado el 05 de mayo de 2014] El País):  disponible en http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/01/actualidad/1383312916_837735.html

“Suu Kyi lidera una marcha para exigir reformas en la Constitución de Birmania,” (17 de mayo de 2014 [citado el 17 de mayo de 2014] La Información): disponible en http://noticias.lainformacion.com/politica/elecciones/suu-kyi-lidera-una-marcha-para-exigir-reformas-en-la-constitucion-de-birmania_jjUuLmbmi1BJCONtSTho41/

“Condena ONU violaciones humanitarias en Irán, Norcorea y Myanmar,” (21 de noviembre de 2011 [citado el 09 de mayo de 2014] Informador): disponible en http://www.informador.com.mx/internacional/2011/339398/6/condena-onu-violaciones-humanitarias-en-iran-norcorea-y-myanmar.htm

Minzayar, “Esperanza en el desánimo,” ([citado el 09 de mayo de 2014] Euro News): disponible en http://es.euronews.com/foto-del-dia/2014/04/29/esperanza-en-el-desanimo/

Joshua Lipes, “Myanmar Launches Probe into Maungdaw Violence,” (29 de enero de 2014 [citado el 09 de mayo de 2014] Radio Free Asia): disponible en http://www.rfa.org/english/news/myanmar/investigation-01292014184129.html

“Myanmar,” Informe anual 2012 (2012 [citado el 09 de mayo de 2014] Amnistía Internacional): disponible en http://www.amnesty.org/es/region/myanmar/report-2012

CNN, “Key events in recent Myanmar History,” (abril 2012 [citado el 09 de mayo de 2014] CNN): disponible en http://www.cnn.com/2012/04/02/world/asia/myanmar-timeline/index.html