Header IDHIE
Más boletines...
Header Ibero  
Mal común: negatividad encarnada y generada en y por las estructuras sociales
« Regresar al boletín
 

*El mal común se apodera de una realidad histórica para convertirse en una maldad histórica: Hernández Avendaño

En el marco del ciclo de Conferencias de Verano que organiza la Cátedra Latinoamericana Ignacio Ellacuría, S.J., la Universidad Iberoamericana Puebla llevó a cabo la conferencia "El Concepto de "mal común" de Ellacuría y el reformismo político en México" la cual fue impartida por el politólogo Mtro. Juan Luis Hernández Avendaño, académico e investigador de esta casa de estudios; y moderada por el Lic. Sergio Luna Cuatlapantzi, del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, S.J.

A lo largo de la conferencia, el Mtro. Juan Luis Hernández Avendaño enfatizó en los conceptos de "maldad política" de Alan Wolfe y del concepto de "mal común" de Ellacuría, siendo el primero lo siguiente: "la maldad política hace referencia a la muerte, destrucción y sufrimiento intencionados, malévolos y gratuitos infligidos a personas inocentes por los líderes de movimientos y Estados en sus esfuerzos estratégicos por conseguir objetivos realizables".

Mientras tanto, el "mal común" es planteado por Ellacuría en su texto "Filosofía de la realidad histórica" como un mal histórico, radicado en un determinado sistema de posibilidades de la realidad histórica, o del cuerpo social a través del cual actúa maléficamente en la vida de los individuos y de los grupos humanos. Asimismo, el Mtro. Hernández Avendaño enfatizó que este mal se trata de una negatividad encarnada y generada en y por las estructuras sociales.

"Se trata de una negatividad encarnada y generada en y por las estructuras sociales. Se trata de un mal formalmente histórico y no de un mal radicado en la condición natural de la realidad humana. Es un mal con poder. El mal común tiene poder. Afecta al cuerpo social como un todo. No es meramente posibilitante. El mal común se apodera de una realidad histórica para convertirse en una 'maldad histórica'", explicó Hernández Avendaño.

En lo relacionado al reformismo político de México desde el concepto de "mal común" de Ellacuría, Hernández Avendaño puntualizó seis aspectos a considerar en las reformas que se están realizando a partir del regreso al gobierno, del Partido Revolucionario Institucional (PRI): El mal común del reformismo en México: cambiar para que todo siga igual o peor; el mal común de la clase política y un sector de la sociedad: el desprecio a la ley y el fraude a la ley. "Se acata pero no se cumple, procesos de simulación; la reforma secundaria de telecomunicaciones que va en contra del espíritu y la letra de la reforma constitucional; en general, las reformas de Enrique Peña Nieto son reformas para controlar, limitar, intimidar o sancionar a los poderes constitucionales y fácticos; son reformas para reducir libertades y conservar privilegios ilegítimos; y son reformas para concentrar el poder otra vez en una suerte de "presidencia imperial reeditada", reduciendo el campo de ejercicio de derechos.

Cabe resaltar que la próxima semana, en el marco de este ciclo de Conferencias se llevará a cabo el Foro: "Balance analítico del papado de Francisco" en el que participarán Gabriela Juárez Palacios del Observatorio Eclesial; Alberto Athié Gallo y Alejandro Rosillo Martínez de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP); y Alejandro Ortiz Cotte de la IBERO Puebla; moderado por Juan Luis Hernández Avendaño. Este Foro tendrá lugar en el B-203 a partir de las 11:00 horas.